En un sistema democrático anti-yo como el actual, lo difícil es no ser un anti-sistema, irónicamente calificados así por los gestores políticos que mantienen entre su profesión un alto índice de "corrupción política", cuando no se pasan el día entre ellos (los políticos en general) tildando-se de chorizos, de ineptos, de amigos de terroristas, y de otras lindezas... ¿estos son los que catalogan a los ciudadanos hartos de esta demo-sin cracia/sin pueblo de ¿anti-sistemas? pues tendrán razón porque parecerse a estos dechados de virtudes del engaño, de la promesa incumplida, de tantas cualidades que desprecio, no es mi meta, de hecho, entiendo que no es la meta de todos sus "hinchas" (como si de seguidores del Fútbol, sólo que en política se tratara) ya que todos estos valores y connotaciones negativas, y algunas que hago por olvidar, son lo que proyectan sin darse cuenta cuan proyectores de sombras son en este juego sin sentido... porque al final las jefaturas de los dos bandos beligerantes ladran pero no se muerden, y sus perros de la guerra tan sólo toman notas y repiten cual loros sin conocimiento...



Hace un tiempo a un "lacayo" de poder con su blog le solté un sermón que terminaba con la cita "Cervantina" del "Ladran luego cabalgamos", y desde entonces la usa en cada nuevo ajuste de cuentas... no entendió ni una palabra pero las copió y se adueñó de ellas como si fueran suyas...


Sin amor, sin diálogo, sin sentido, no hay espacio más que para los violentos amigos de las porras cual solución democrática del diálogo. No entienden de otra cosa, más no hablan de otra solución pacífica, han convertido en conjeturas palabras como libertad, igualdad, democracia...

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo