El cuento más corto y más bonito que has leído en tu vida

Había una vez un muchacho que le preguntó a una chica si se quería casar con
él

La muchacha dijo...
NO !!!

Y la muchacha vivió feliz para siempre
....................


Sin lavar,
sin cocinar,
sin planchar para nadie,


saliendo con sus amigas,

tirándose al que le daba la gana,
gastando su dinero en sí misma

y sin trabajar para ninguno.

FIN


...El problema es que de chiquitas, NO nos contaban estos cuentos...


Y...
¡NOS JODIERON CON EL CUENTO DEL MALDITO PRÍNCIPE AZUL!.........

George Dennis Carlin (Nueva York, 12 de mayo de 1937 - Santa Mónica, 22 de junio de 2008) fue un cómico de Stand-up Comedy, actor y figura de la contracultura, conocido sobre todo por su monólogo Siete Palabras que no se pueden decir en televisión, grabado en su disco de 1972 Class Clown.

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, mas expertos pero más problemas, mejor medicina pero menor bienestar.


Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiado televisión y oramos muy rara vez.

Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.

Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos más pero aprendemos menos. Planeamos más pero logramos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.

Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay dos ingresos pero más divorcios, casas más lujosas pero hogares rotos. Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta, y en que tú puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas.

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aquí siempre.


Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y se alejará de ti.

Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo.

Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente. Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma.

Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará contigo.

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas.

Y siempre recuerda:


La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.

George Carlín.
Quería batir un récord de descenso en bicicleta y batió otro, de la leche que se dio y sobrevivir a la misma...


El Bhagavad Gita (santo maestro espiritual) habla de la vida con estas palabras:

“Así como un hombre abandona las ropas gastadas y adquiere otras nuevas, cuando el cuerpo está gastado el Yo que vive en su interior adquiere otro nuevo”.

Normalmente no me da por pensar en términos de "muerte", cuando era joven perdí a un amigo, habíamos crecido juntos, era un vecino de mi barriada, recuerdo con distancia que fue un "mazazo" en mi interior, me dejó "muy dañado", tras su muerte (una muerte violenta en accidente de tráfico) soñé con él, hablamos, unos lo interpretan como el subconsciente que quiere despedirse del amigo perdido, otros como anécdotas del más allá, en esos momentos, da igual, es como encontrar una pequeña paz interior ante el abrumador dolor que supone una pérdida.
Recientemente he perdido a "otro colega", uno que me acompañó los últimos 13 años de mi vida, era mi amigo, mi compañero, mi "perro", es la primera vez que paso por una pérdida así, pero no termino de levantar cabeza, no creía que podría sentir algo tan intenso antes, difícil de explicar para quien no ha pasado por el mismo trance, y ¿qué decir a quien lo ha padecido?

El Cuerpo Humano. EL FINAL DE LA VIDA.

Vivimos nuestras vidas preocupándonos de nuestro destino final, y sin embargo la muerte a nuestro alrededor está presente constantemente. El proceso de la muerte es un acontecimiento único. Es un lento apagar de las funciones del cuerpo y es difícil decir exáctamente en qué momento dejan de vivir las células de nuestro cuerpo.









¡Mamá! ¿Qué bien lo estoy pasandooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo...?
Comunicación piramidal, un ejemplo gráfico en los foros de opinión.
La estructura piramidal es obsoleta para llevar a cabo una gestión efectiva de comunicación.
La comunicación es parte esencial en cualquier actividad que pretenda alcanzar una cierta productividad, por ello cualquier organización no solo debe facilitar los canales de comunicación necesarios, sino potenciarlos en toda su extensión, facetas, características y mecanismos de escucha, escritura y comunicación interpersonal e intergrupal.

Muchas veces se "pide/dice" una cosa, pero la situación real expresa/muestra otra opuesta, y por desgracia esto ocurre en todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

La metáfora que más me gustó sobre la comunicación en la empresa fue su analogía con la sangre en el cuerpo, sino hay oxigenación/comunicación la organización late más despacio hasta morir.

Esto tan sencillo, tan real, tan demostrado, es por desgracia un modelo a perpetuar por empresas, por sindicatos, por gobiernos, por ciudadanos... es como la queja del machismo por parte de mujeres amas de casa, que inculcan ese mismo conjunto de actitudes y prácticas aprendidas sexistas a su progenie, ¿es un problema o no es problema con el que se pretanda terminar? es una falta de consciencia, una tara moral, una falta educativa, o simple y llanamente ganas de no cambiar, siendo más sencillo, rápido y efectivo instaurar la queja como coletilla diaria en nuestras relaciones.

Belén Esteban vista por los niños

Parodia de El Jueves - Alvarito Pinto

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo