En estos días de crisis, entre otras crisis, la que más se evidencia es la crisis de valores democráticos y sociales. Últimamente enl os medios de comunicación, TV, prensa, etc, afines (en nómina) a Partidos Políticos, se lanzan duros ataques contra los agentes sociales, esto es, los sindicatos, descalificándolos en su cometido, ejercicio y labor para la que están.

Desde la clase política, administradores o cargos públicos electos, se lanza una soflama que no hay por donde cogerla contra los "sindicatos", de hecho se pluraliza para acto y seguido puntualizar en dos. No es un caso aislado, la suerte de la clase política de este país es su impunidad, lo hacen con otros órganos regulados Constitucionalmente, se instrumentaliza todo, desde las actuaciones policiales, unas veces elogiadas y otras muchas cuestionadas como Cuerpos de Seguridad de un Partido Político a decisiones Judiciales, que o se echan por tierra cuando atacan los intereses del partido político afectado, o se abanderan como valedores constitucionales cuando ven rédito político contra la oposición a la que se suele demonizar, muchas veces con tintes desde ladrones, asesinos o adjetivos de este tipo.

Se les olvida la responsabilidad que adquieren en sus cargos públicos de dar ejemplo...
Estos días vemos una persecución y una campaña salvaje de desprestigio con sesgo político marcado contra las huelgas de Metro, se las ha calificado de "Huelgas de tinte político" y claro que lo son;
  1. Los trabajadores de Metro no son funcionarios, pero eso no ha restado a que se les aplique la rebaja del Real Decreto que "quita salario a estos", preguntado al revés; ¿La Comunidad de Madrid les habría subido salario en caso contrario? se trata pues de echar leña al fuego, de hecho, sin tapujos en la TELE de Madrid afín se ha soltado tal cual ¡El Malo es el Gobierno Central! redimiendo cualquier responsabilidad en una mala aplicación del Real Decreto, claro que ¡sí!, es una huelga con interés en política, sin duda.
  2. Lo que los huelguistas reivindican es que se cumpla la Ley, el Acuerdo Colectivo Vigente y menos aplicando un Real Decreto que no les afecta, ya que "una vez más" no son personal funcionario, caso que la Comunidad de Madrid y medios afines desvirtúan, nombrándose valedores de una legalidad que han roto. Es ilegal bajar el salario de un trabajador mientras hay un Acuerdo Colectivo Vigente.
  3. Se habla del incumplimiento de Servicios Mínimos pactados por "Ley", una Ley que se les olvida es pre-Constitucional, o sea de antes de la Constitución, en 33 años de vida democrática, tras varios partidos políticos en el poder, ninguno ha tenido tiempo de redactar una Ley que regule el derecho a la huelga ¿por qué?
    Manuel Pimentel (ex ministro de Trabajo del PP). Desde hace décadas la ley de huelga está pendiente y no existen motivos justificados para tal demora. Tanto los ciudadanos como los trabajadores, las empresas y la Administración deben tener claro a qué atenerse en los supuestos legítimos de huelga. Servicios mínimos, derechos y deberes, obligaciones de cada parte, límites que deben imponerse, actuación de piquetes y demás son temas que se pueden y deberían aclarar por el bien de todas las partes.
  4. El partido político afectado por la desmesura de aplicar medidas "no legales" como es la de bajar el salario, sin el amparo legal al que citan como culpable (la culpa siempre es de otros), exige una "huelga domesticada", o sea, que haya quejas, para eso esta medida "injusta" en esta caso en particular, que ya se encargará de ponerle nombre, un maniqueo político, es por ello que una huelga salvaje, ante la ambigüedad política, social y lagunas legales se acomete con la misma autoridad pre-Constitucional que redactó aquella regulación de Ley del derecho atacado y no respetado por nuestros políticos a la Huelga.
  5. No trabajo en Metro, ni en Trasporte público, de hecho la huelga me afecta dejándome en tierra como al resto, pero más que la molestia que ello supone, me molesta la tomadura de pelo desde la Televisión privada y medios afines políticos de echarme encima de los trabajadores afectados, con campañas salvajes de desprestigio, cuando las carencias, las taras, las crisis en este sentido son de administradores, políticos y lagunas legales.
  6. Si un trabajador incumple en su trabajo le expedientan, si un trabajador ejerce su derecho a la huelga lo expedientan, si un político incumple un Acuerdo Colectivo, no cumple lo legalmente pactado por Ley, no sólo no le pasa nada, sino que encima quiere una "Huelga Domesticada al servicio de su interés político" ¡ya está bien con tanta tomadura de pelo!
    A lo mejor tenemos la crisis que nos merecemos, todos con mentalidad de empresario y lameculos. Si todos tomásemos ejemplo de los trabajadores de Metro, otro gallo nos cantaría. Ellos son un ejemplo de dignidad, el resto unos trepas e in-solidarios.
El recorte salarial es propuesto por el Gobierno Regional no del Central al que echa culpas y hace coacción contra el derecho a la huelga

Hay que regular el derecho a la huelga para evitar que los esquiroles fuercen a nadie en su derecho ha hacer o no hacer huelga, con garantías, un derecho es una decisión personal, del mismo modo hay que regular que el político no haga lo que quiera, es decir, tiene que tener obligaciones y estar sujeto a la Ley, cosa que no sucede ante esta ambigüedad de situación de crisis social, política, laboral, hay un desamparo que hace daño a todos, trabajadores afectados, usuarios afectados del servicio que se trate (al caso de Metro) y por supuesto de políticos y sus aparatos de prensa amarilla, sin dejar a nadie fuera de los que relegan "sus derechos y obligaciones tanto a la hora de votar" como la de los esquiroles con fundado miedo a ejercer un derecho con muchas taras, miedos y lagunas que deja al desamparo de los tiros de los "Hunos y de los Hotros" como relataría Unamuno en las dos Españas a las que se resumen este tipo de "beligerancias" sociales, dotando de la "H muda" equiparando en barbarie, ¿acaso los que con mucho miedo pero con poca vergüenza no apoyan las huelgas, cuando se logran objetivos y mejoras, piden que no se les aplique, o cuando tienen sindicalistas y huelguistas perseguidos y sancionados, que han luchado por sus derechos e intereses, les ayudan?

0 ¿Algo que Comentar?:

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo

Blog Archive