"Somos la televisión pública más barata de toda Europa, más que la del Reino Unido o la francesa y cuesta a los españoles 13 euros al año"
Cuando en el hogar familiar hay crisis de lo primero que uno se "(re)corta" es de las fiestas, de los vicios, de los gastos innecesarios, para salir adelante ¡parece lo justo, parece lo lógico!
Cuando un administrador de los bienes públicos, esos que llamamos gobernantes o políticos, son los testaferros albaceas de nuestro esfuerzo conjunto, eso que llamamos erario público, impuestos, vivir en sociedad, "el gobierno de todos, porque somos todos los que pagamos" aunque con manifiesta desigualdad se administren los derechos y deberes...

Para empezar, el político dice que para estimular la economía lo mejor es reducir el gasto público, eliminando la oferta de empleo y bajando el sueldo de los empleados públicos de una crisis, generada por banqueros, especuladores bursátiles y políticos, que al funcionario no sólo "no le ha beneficiado" en tiempos de abundancia "el España va bien de don PP María", ya que si bien el sueldo perdía poder adquisitivo en la subida del IPC en contra del funcionario, los pequeños y grandes empresarios se enriquecían a manos juntas, los mismos que hoy aluden a los beneficios de haber perdido años en preparar (estudios), oposición y jugársela con salarios ¿seguros? (ya que dicen que no bajan, y son de ingresos fijos, ¡falso!) y empleo estable.
Es cierto que también hay gente que ni es funcionaria, ni es autónoma, está parada, esa responsabilidad de la que hablan los políticos y hablan, y hablan, y hablan... pero que curiosamente, ni en tiempos de vacas gordas, ni de vacas flacas ¡desaparece! tan sólo hablan de la preocupación que les quema en sus cargos públicos (compaginados a veces con otros privados), sueldos (a veces varios y desde el erario público), y dietas muchas veces muy por encima de salarios medios, que encima "lloran" que no les da para llegar a fin de mes...

"Donde esté una buena corrida que se quite el Fútbol,
¡toma este! ... y los toros"

No es ni por asomo "lo mejor" pero sí la solución más fácil, aunque como nos acostumbra el político de turno de guardia a decir justo lo contrario de lo que hace, como es dicho y hecho; el bajar sueldo del gasto público, sanidad, educación, seguridad, que haya menos médicos, menos docentes, menos agentes de seguridad (no sólo policías locales, nacionales, guardia civiles, etc, otra vez médicos, ATS, enfermeros, bomberos, etc...) o sea, esa gente que cuando hay CRISIS de emergencias resuelven al momento, no como los políticos, que hablan y hablan, y siguen hablando... y no sólo no resuelven, sino que encima de enriquecerse ellos y los que les pagan las campañas electorales, con el beneplácito de los que les arropan, agravan la situación ¿para estimular la economía, recortar salarios, ayudas sociales, empleo público? y más ayudas a los empresarios fuertes, a los que originaron la crisis, premios donde debía haber castigos, y castigos a los que pagan, trabajan y no mangonean la caja de caudales...

Llega el ver-anito, y las fiestas locales, con presupuestos millonarios en fuegos tan artificiales como las preocupaciones de los políticos que nos administran, no se recortan, porque a diferencia de la crisis en el seno familiar, donde se recortan gastos innecesarios, en el ámbito político social, estos se incrementan, para el pueblo "Panes y Circo".

Cuánto dinero se come la fiesta nacional de los impuestos, este acto declarado bien de interés cultural, de unos políticos que de una cara apechugan contra artistas, actores y demás y de otra sacan más pasta de la hucha estatal.
Un acto de solidaridad con los toros no es proponer que se gaste el dinero de todos en el interés personal de una minoría, sino que sería que el administrador solidario, que de modo personal y unilateral propone esto, de su sueldo amplio público done la mitad para esta causa, o sea, que de solidaridad "nada", de austeridad en gasto público menos y de cara y morro muchísimo.


En Tordesillas (Valladolid) donde es costumbre matar a los toros con lanzas, y no contentos con ello, les arrancan los testículos como ofrenda a la Virgen de la Peña.
PROPUESTA Caiga Quien Caiga; Que se incluya en la Declaración de la Renta una casilla donde se pida expresamente que el dinero destinado a los Ayuntamientos no se pueda utilizar para celebrar este tipo de festejos taurinos.

0 ¿Algo que Comentar?:

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo

Blog Archive