Masaje cardíaco de un felino a otro mal herido tratando de reanimarlo y dándole calor, el desenlace, afortunadamente, tuvo un final feliz.
Tenemos mucho que aprender de ellos, donde no existe la soberbia, el cinismo, el orgullo, la envidia, la zancadilla, te dan su cariño, su amor incondicional a manos llenas... y que nos enseñan a veces gestos tan exquisitos como estos.



Actúa como ellos, sin condiciones, de otra manera ellos jamás lo harían.


0 ¿Algo que Comentar?:

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo

Blog Archive