LA MALEDICENCIA
Un sabio fue visitado por un amigo que se puso a hablar mal de otro amigo del sabio, y este le dijo:
“Después de tanto tiempo, me visitas para cometer ante mí tres delitos:
1º primero, procurando que odie a una persona a la que amaba;
2º segundo, preocupándome con tus avisos y haciéndome perder la serenidad; y
3º tercero, acusándote a ti mismo de calumniador y malediciente”
.



El chantaje emocional es un tipo de maltrato psicológico muy frecuente en las relaciones humanas que persigue, a veces de forma inconsciente, presionar al otro para que sienta, piense, diga o actúe como el chantajista quiere, de manera que, de no hacerlo así, estaríamos traicionándole.

El chantajista desea que los demás se comporten a su antojo y, cuando no lo hacen, actúa como si fuera la víctima, la persona más sola del mundo o a la que nadie quiere, cuando su comportamiento persigue un único fin: mantenernos pendientes de sus sentimientos y deseos, explica el psicopedagogo Bernabé Tierno.

¿Conoces algún lobo con piel de cordero en tu vida personal, en tu curro, en tu entorno?

Seguro que sí, y qué haces ¿le das de comer, miras a otro lado, le toleras, lo ahuyentas, no te enteras, haces que no te das cuenta?

El hombre es un lobo para el hombre ¿no?




Las Tres Rejas o El Triple Filtro.
En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.
Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:
- ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?
- Espera un minuto - replicó Sócrates. Antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.
- ¿Triple filtro?
-Correcto -continuó Sócrates. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el examen del triple filtro. El primer filtro es la verdad. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
- No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y...
- Bien -dijo Sócrates. Entonces realmente no sabes si es cierto o no.
- Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la bondad. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
- No, por el contrario...
- Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto.
Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: el filtro de la utilidad. ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
- No, la verdad que no.
- Bien -concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, e incluso no es útil ¿para qué querría saberlo?

Más en el foro;

0 ¿Algo que Comentar?:

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo

Blog Archive