El acechador deja víctimas a su paso,
el soñador deja una huella.

El acechador se aprovecha de los caminos de otros,
el soñador abre su propio camino.

El acechador va y toma a su presa sin importar la manera,
el soñador idealiza, respeta y considera.

El acechador es astuto, desconfiado y lisonjero,
el soñador es ingenuo, crédulo y sincero.

El acechador tiene lo que quiere,
el soñador quiere lo que tiene.

El acechador hace tropezar a otros para ganar él mismo,
el soñador construye escaleras en los agujeros y puentes en los abismos.

El acechador es voraz y codicioso,
el soñador es agradecido y generoso.

El acechador arrebata con artimañas y estrategias,
el soñador alcanza con su fe altos ideales
e imposibles quimeras.


El acechador quiere conquistar el mundo para propio beneficio,
el soñador se conquista a sí mismo para beneficio del mundo.

http://www.larepublica.com.uy/publicaciones/101/20070629/images/263633_0.gif

Dentro del espejo

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo ¡Oye, tú! tú que me miras.
Oye tú, no te acerques demasiado, busco pelea y estás a mi lado. De un puñetazo me cargo el espejo, le rompo los dientes a cara de conejo.
Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo

Sintoniza con Cara Conejo

Blog Archive